El IES Pintor Colmeiro, un ejemplo de recogida toponímica en la escuela