Rozavales, una retoponimización xacobea

Rozavales es el nombre de un lugar  y de una parroquia del concello de Monforte de Lemos; también aparece como topónimo en Manzaneda, donde lo encontramos como Rozavales, O Souto de Rozavales y O Curro de Rozavales. Tradicionalmente se explicaba este topónimo como un compuesto de Roza (lat. RUPTIA a través de RUPTIARE) y Vales (lat. VALLIS), como propuso Nicandro Ares en su acercamiento a la toponimia de Monforte que puedes ver en este enlace. En cambio, Gonzalo Navaza, en un artigo publicado en la revista Guavira das Letras en 2017, pero que fue recogido en la prensa recientemente, llegó a una conclusión muy diferente.

Según la tesis de Gonzalo Navaza, los nombres de varias ciudades gallegas no son herdanza de la toponimia antigua, sino creaciones medievales que impuso el rei Alfonso IX en el momento de la concesión de su foro o carta de población. Entre estas villas destaca la de A Coruña, que fue tratada en otro artigo de forma particular, onde el investigador le presuponia un "origen literario" ligada al Códice Calixtino. Pero A Coruña no fue la única: Rozavales es, para Navaza, no solo otro ejemplo sino el más temprando documentado y no relacionado a una carta de población.

En el artigo, Navaza recuerda que el nombre antiguo de la feligresía de Rozavales del ayuntamiento de Monforte se llamaba Santa María de Salvadur. Sin embargo, el 17 y abril de 1193, el rey le concede la parroquia a la confraria del Hospital de Roncesvales, fundada en 1127 por el obispo de Pamplona y dedicada al  auxílio de los peregrinos a Santiago, con el objetivo de prestarles ayuda a los que se dirigían a Compostela a través del establecimiento de un hospital. Al mismo tempo, le cambia el nombre de la parroquia. Por su parte, los  Rozavales de la feligresía de San Martiño de Manzaneda deben su topónimo, como argumenta Navaza, a que fueron lugares propiedad de la misma cofradía que fueron administradas desde las tierras de Lemos.

Este cambio denominativo "Era frecuente (...) sobre todo cando os reis outorgaban as cartas de poboación a unha localidade, que supoñían algo así como a súa refundación. Afonso IX tamén cambiou nesa mesma época o nome de Monforte, que anteriormente se chamou Pino. O antigo nome foi conservado polo mosteiro de San Vicente do Pino porque se empeñaron os monxes" como comenta Navaza en la prensa.

Gracias a este estudio, la asociación de Vilachá de Salvadur presentó a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural un informe técnico sobre el Camiño de Inverno con el fin de solicitar el reconocimiento de una variante de esta ruta histórica.

 

 

También te puede interesar...

El pasado 3 de marzo, el presidente de la Real Academia Galega, Víctor F. Freixanes, el coordinador...

¡Que levante la mano la gallega o el gallego que no comió nunca una comida con allada! Ya sean los modestos grelos o...