El paisaje toponímico del Valdeorras de Florencio Delgado

Nada más importante que los topónimos para darles vida a los lugares. Florencio Delgado Gurriarán, autor homenajeado en 2022 en el Día das Letras Galegas, sabía de la importancia de nombrar para evocar en la memoria los espacios vividos y dejar constancia de que “os nomes teñen alma”, en palabras de Xesús Alonso Montero. 

Este valor literario de la toponimia recorre la poesía de Florencio Delgado en diferentes textos de su obra. Uno de ellos es el poema “Nomes”, recogido en el libro Galicia Infinda (1963). En él, el autor establece un diálogo toponímico entre el México que lo acogió como exiliado político tras el Golpe Militar de 1936 y su Valdeorras del que tuvo huir. Dos mundos tan distantes que se plasman en las diferencias de sus idiomas y de sus nombres de lugar.

En la primera parte del poema, al autor destaca el “son garruleiro e lisgairo” de la toponimia indígena a oídos de un gallego exiliado como era Delgado Gurriarán. Tsintsunsan, Paricutín, Sirahuen, Uruapan, Ario, Saráracua, Cupatizsio,  Tangancícuaro o Tacámbaro son, además de los topónimos mexicanos que aparecen includos en la composición, un “rechouchío de paxaros” en palabras do autor valdeorrés.

Frente a ellos “o doce e sonoroso canto” de los catorce lugares de “antergo e de nobre alamio” con los que quiere evocar su Valdeorras desde la distancia del exilio. Algunos de estos topónimos son hoy para nosotros conocidos y figuran incluídos en Galicia Nomeada: Córgomo, su aldea natal; las localidades de Baxeles, Arnado, Valdegodos o Arcos, de Vilamartín de Valdeorras. De los concellos conlindantes, cita Outarelo, Millarouso Cesures en O Barco de Valdeorras, del que tamén incluye el alto de A Pena da Moura; Portomourisco y A Portela de Portomourisco en Petín.

En cambio, tres lugares del texto son más difíciles de concretar. Por un lado, tenemos O Castelo, que talvez haga referencia al hoy desaparecido Castelo de Vilamartín, incluido en Galicia Nomeada por la usuaria Ángeles. Por otra banda, O Castro, que puede hacer referencia al lugar así denominado en la parroquia de O Castro de Valdeorras o también al lugar de Castro da parroquia de Santigoso, ambos en el mismo concello de O Barco de Valdeorras. Por último, está Val de Afreixo, que pudiera estar en las proximidades de un Pozo de Afreixo, localizado en la feligresía de Portomourisco del Concello da Rúa 

Desde aquí, hacemos un llamamiento para localizar en Galicia Nomeada este Val de Afreixo y ayudarnos a encontrar los lugares correctos de O Castro e do Castelo a que hace referencia Florencio Delgado Gurriarán. ¿Nos ayudas?

Por último, os dejamos con dos vídeos. En el primeiro, el escritor Miro Villar recitan el poema “Nomes”. La pieza audiovisual forma parte del canal de youtube Cinema Porviso, del CPPI dos Dices (Rois), donde el alumnado de este centro está publicando diferentes vídeos sobre Delgado Gurriarán. En el segundo, es el académico de número Manuel Rivas quien recita el mismo poema dentro de la serie de micropiezas Polos Vieiros de Florencio - Letras Galegas 2022 en la que distintas voces profundan en la figura y a obra de Florencio Delgado Gurriarán.

También te puede interesar...

Tras la iglesia de Santa María de A Fonsagrada existe una fuente que, según la tradición popular, dio origen al nombre...

En los estudios de toponimia se conocen como topónimos replicantes aquellos nombres de lugares que hacen referencia la otras...