O Pindo: ¿lugar abundante en piedras o en pinos?

Allá por 1745, el Padre Sarmiento en su viaje por Galicia quedó tan asombrado al llegar a Carnota y divisar el Monde Pindo que comentó: “hace a la vista una figura más hermosa que la montaña de Monserrate”, en referencia al mítico monte catalán. Tal fue su fascinación que quiso compilar en su diario "las mil y una cosas" que los habitantes de la zona decían sobre el macizo carnotán, desde leyendas sobre las propiedades de las plantas a curaciones de la infertilidad. Todo esto acabará por influir en la propuesta etimológica que Sarmiento aventura sobre el topónimo: “le conviene admirablemente el nombre de Monte Pindo; y creo que será antiguo, y que se le habrá puesto a imitación del Pindo de la Grecia”.

Cierto es que la cordillera griega y el monte gallego tienen semejanza fonética actual, pero las propuestas que hoy existen sobre su origen se alejan de la versión ofrecida por el ilustrado benedictino.

La hipótesis que goza de mayor aceptación es la de Isidoro Millán. Al tratar el topónimo de Cospindo en el artículo "Toponimia de Ponteceso y de su municipio", cuyo origen atribuye a  una raíz CORISPINNETUM, relaciona el segundo de los elementos “con lo que yo presumo origen etimológico del orónimo Pindo < PINNETUM, el monte peñascoso o penedoso’”. Este *PINNETUM se trataría, según el autor, dun derivado de PINNA, 'peña, roca', a través de un sufijo abundancial -ETUM, presente en innúmeras soluciones del gallego común y de la toponimia: rochedo, Carballedo, Figueiredo... Esta etimología sería apoyada posteriormente por Cabeza Quiles para quien el significado del topónimo Pindo sería 'monte penedoso ou abundante en pedra'.

En cambio, Martínez Lema, en su tesis sobre la Toponimia das comarcas de Bergantiños, Fisterra, Soneira e Xallas na documentación do tombo de Toxos Outos, discrepa de este origen al considerar excepcional la evolución fonética propuesta con “síncopa da vogal tónica -Ē- (*PĬNNĒTŬ > *Pinedo  > *Pin'do >  Pindo)”. Para el investigador, el topónimo O Pindo tendría una “unha  explicación  máis  razoábel nunha fase orixinaria *PĪNĪTŬ”,  isto é, un derivado do “fitónimo PĪNŬS (> med. pĩo) 'piñeiro'”.

Tanto Paulo Martínez Lema como Isidoro Millán discrepan pues de la propuesta do Padre Sarmiento; en cambio, sea el lugar abundante en "penedos" o en pinos, no podemos discrepar del monje benedictino a respecto de la hermosura de este olimpo celta.

 

También te puede interesar...

Después de recorrer 9 ayuntamientos del país en este 2021 y muchos más desde que comenzó la campaña Toponimízate. Falámosche...

La fitotoponimia es la parte de la toponimia que estudia el origen de los nombres de lugar que derivan de los...