Tres topónimos de Triacastela

Aunque la segunda parte del topónimo Triacastela puede llevarnos a pensar en la antigua presencia de tres castillos en el territorio, sabido es que la forma latina CASTELLA es el plural neutro de CASTELLUM, derivado de CASTRO, "castillo, campamento, castro". Por lo tanto, hace referencia a la existencia de "tres castros pequeños en este territorio", cuya origen ya está documentada en un documento del monasterio de Samos del año 922. Triacastela fue uno de los topónimos que Vicente Feijoo explicó el pasado 1 de octubre de 2021 en la charla Toponimízate. Falámosche dos nomes da túa terra. Otros fueron los siguientes:

Toldaos, la villa de los toledanos

Además de en Triacastela, Toldaos es una parroquía y lugar de Pantón, Láncara y O Incio. Tradicionalmente está aceptada la tesis de que todos estos Toldaos son un topónimo de traslado: con la avance de los árabes de la península, un grupo de habitantes de la ciudad de Toledo acabó por huir hacia el norte. Los lugares en que se acabarían asentando recibirían el nombre de su gentilicio, TOLETANUS, que daría Toldaos por pérdida del e pretónico que impediría la desaparición del -l- intervocálico, tal y como explica Fernando Cabeza Quiles en su Toponimia de Galicia.

Una fuente de aguas perennes

Precisamente en la parroquia de Toldaos está otro de los topónimos que más interés causaron en la charla Toponimízate de Triacastela, Fompernal. Se trata de un nombre de lugar único en todo el Nomenclátor de Galicia que, a primera vista, no resulta transparente. Procede del latín FONTE PERENNALE, indican la presencia en el lugar de una fuente que nunca seca, esto es, con agua perenne, una propiedad que debe caracterizar el manantial situado en las cercanías de Santalla en Triacastela y que también se denomina Fonte de Fompernal. En el ayuntamiento de Noia encontramos un pariente muy próximo de este topónimo, Fonte Pernal, con el mismo significado.

La caza del lobo en la toponimia triacastelá

Igual que Fompernal, otro topónimo único del Nomenclátor que sólo aparece en Triacastela es Fillobal, lugar de la parroquia de Vilavella. El nombre deriva de FOVEUM LUPALE e indica la presencia en el lugar de un hoyo (FOVEUM) o trampa para cazar lobos (LUPUS). De hecho, uno de los asistentes a la charla Toponímizate recordó la existencia de los muros de este "foio", tal y como dicen en la variante lingüística de la zona.

También te puede interesar...

Después de recorrer 9 ayuntamientos del país en este 2021 y muchos más desde que comenzó la campaña Toponimízate. Falámosche...

La fitotoponimia es la parte de la toponimia que estudia el origen de los nombres de lugar que derivan de los...