Vilalba, Cospeito, Burela, Pastoriza e Riotorto: cinco "concellos" lucenses que podes visitar na Fonsagrada

Tras la iglesia de Santa María de A Fonsagrada existe una fuente que, según la tradición popular, dio origen al nombre del ayuntamiento. La “fuente sagrada” es, sin duda, una de las visitas obligadas en A Fonsagrada, mas también puedes acercarte a otros cinco “ayuntamientos” de la provincia sin salir de su territorio: Cospeito, Riotorto, Pastoriza, Burela y Vilalba, además de municipios lucenses, son el nombre de 5 de sus poblaciones. 

Cospeito es un lugar de la feligresía de Santo André de Logares, además de dar nombre al conocido ayuntamiento de A Terra Chá. Diversos autores apuntaron al participio del verbo latino CONSPICTI. ‘visible, vista, mirador’, esto es, CONSPECTUS, como étimo originario de este topónimo. Indicaría un lugar situado en una elevación que servía como atalaya donde divisar el entorno. Altamira, Viso o Catadoiro son topónimos con los que está emparentado semánticamente.

Los diferentes Riotorto que existen en Galicia, uno de ellos en la feligresía fonsagradina de San Pedro de Neiro así como el ayuntamiento lucense de la comarca de Meira, hacen referencia a la existencia de un río sinuoso, con varios meandros que caracterizan su curso, del latín RIVUS TORTUS. El Riotorto fonsagradino puede deberse bien al arroyo de O Pito bien al arroyo de San Pedro de Neiro, situados los dos en las cercanías del lugar. Tanto uno como el otro trazan diferentes ángulos en la geografía de la parroquia. 

Por su parte, Pastoriza, lugar de la parroquia de Bruicedo, comparte denominación con 15 aldeas, dos parroquias y un ayuntamiento. El topónimo procede de PASTORICIAM, ‘pastero’ adjetivo derivado de PASTUS, participio del verbo PACER. El sufixo también está incluido en otros topónimos gallegos como Vacariza o Alvariza

Cuanto a Burela, nombre de una aldea de Carballido y del ayuntamiento de A Mariña -este sin artículo-, fue un topónimo que acaparó la atención de diferentes filólogos. Bascuas lo interpretó como derivado con el diminutivo -ELLA de una foma *bura ‘cascada’, que a su vez procedería de una raíz indoeuropea *bher- 'hervir', muy frecuente en la hidronimia. En un vídeo de la serie O Seminario de Onomástica Responde sobre el topónimo Boiro, Ana Boullón ofreció dos hipótesis: un diminutivo de BORA, otro hidrónimo con el significado de ‘lodazal’, ‘agua estancada’ o ‘charco’; o tal vez podría estar relacionado con la étimo xermánico BURA ‘casa’, del que también derivaría Burón, nombre documentado en la aldea y parroquia fonsagradina de A Pobra de Burón.

En este recorrido por la geografía lucense sin salir de A Fonsagrada queda por explicar un último topónimo. Vilalba se trata de un nombre compuesto: Vila, el primero de los elementos, es de origen latino, VILLAM, y significaba ‘explotación agropecuaria’, hoy ampliado a ‘lugar habitado’ o ‘población’. El segundo de los componentes, ALBA, es, sin embargo, más discutido: podría ser un derivado del adjetivo latino ALBUS, ‘blanco, brilante’ o tal vez el cognomen o apellido de la persona propietaria de la villae medieval, ALBUS, muy frecuente en la antigüedad. 
 

También te puede interesar...

En los estudios de toponimia se conocen como topónimos replicantes aquellos nombres de lugares que hacen referencia la otras...

Laza es un punto clave en el Camino de Santiago. En esta localidad ourensana se juntan dos vías de peregrinación...