La Comisión de Toponimia de la Xunta de Galicia reitera su dictamen sobre el topónimo Ría de Ribadeo

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, presidió ayer, junto con el secretario general de Política Lingüística, Valentín García, la reunión de la Comisión de Toponimia de Galicia, en la que se acordó mantener la oficialidad del topónimo gallego Ría de Ribadeo, después de que el Principado de Asturias trasladase al Gobierno central una petición para oficializar el nombre Ría del Eo.

La Comisión de Toponimia es el órgano de estudio, asesoramiento y consulta de la Xunta de Galicia para la determinación de las formas oficiales de la toponimia gallega y para efectuar las consultas que sean necesarias con tal fin. Está formado por representantes de distintos departamentos del Gobierno gallego y de distintas instituciones. El Diario Oficial de Galicia (DOG) acaba de publicar esta misma semana la renovación de los vocales representativos de este órgano con miembros del Consello da Cultura Galega, de la Real Academia Galega, del Instituto da Lingua Galega, del Instituto Padre Sarmiento y de la Facultad de Geografía e Historia, así como los vocales de libre designación y la secretaria de la Comisión.

La Xunta enviará al Gobierno central la valoración y el informe solicitado por el Consejo Superior Geográfico, dependiente del Instituto Geográfico Nacional (Ministerio de Fomento), organismo encargado de decidir sobre los topónimos que afectan a más de una comunidad autónoma y que ya en 2008 dictaminara que el nombre oficial de esta ría era Ría de Ribadeo.

Este nuevo informe de la Comisión de Toponimia de Galicia asienta en los mismos argumentos del redactado en 2006, pero ahora es más completo, si cabe, porque cuenta con las aportaciones documentales y filológicas que se reflejan en los estudios hechos por el Seminario de Onomástica de la Real Academia Galega (RAG), el Consello da Cultura Galega (CCG) y el Grupo de Investigación “Análise territorial” de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Los criterios que reafirman el topónimo Ría de Ribadeo son los seguientes:

1. La denominación Ría de Ribadeo es la más antigua para la ría, además de ser la general en la cartografía de todos los tiempos (s. XVI a XX) y la exclusiva hasta el siglo pasado (XX).

2. Las rías non son hoces de ríos, sino mar que entra tierra adentro, por eso no reciben el nombre de los ríos que aportan agua, sino de aquella villa que antes o mejor consolidó puerto de mar. Por eso decimos ría de Vigo (y no del río Verdugo), de Arousa (y no del río Ulla), de Noia-Muros (y no del río Tambre)… Si las rías llevasen el nombre de los ríos que en ellas desembocan, en la ría de Ribadeo lo hacen cuatro: el Eo, el Suarón, el Monxardín y el Grande. Además, el río Eo tampoco aporta asturianidad, porque es un río gallego, a pesar de que en su curso bajo recoja agua de afluentes asturianos.

3. También es necesario recordar que el 25 de junio de 2002, el rey Juan Carlos I concedió a Leopoldo Calvo-Sotelo el título de Marqués de la Ría de Ribadeo con grandeza de España.

4. Solo en época reciente, la denominación Ría del Eo / Ría do Eo adquiere cierta relevancia, e incluso aparece en algunos documentos oficiales.

5. Finalmente, hay que destacar dos preceptos de la Comisión de Expertos en Nombres Geográficos de la ONU (UNGEGN), de la que forman parte, en representación de España, miembros del Instituto Geográfico Nacional:

a) Por normalización internacional de los nombres geográficos se entiende la actividad encaminada a lograr una forma escrita única de cada nombre geográfico de la Tierra.

b) La Primeira Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Normalización de los Nombres Geográficos, en la Resolución I/4, de 1967 recomendó “que se evite el cambio innecesario de nombres”.

Galería de imágenes
  • Reunión telemática da Comisión de Toponimia do 5 de maio de 2021
  • Reunión da Comisión de Toponimia do 5 de maio de 2021
Tipos